El comienzo...

Caracol en marcha, nace de la idea de aunar los conocimientos del teatro y la educación para realizar actividades lúdico-educativas y artísticas de creación propia,   entre ellas, obras de teatro, títeres, cuentacuentos, talleres, gymkhanas temáticas, dinamización de eventos…etc.

En nuestras actividades apostamos por la buena  convivencia y fomentamos los valores sociales y personales, tales como la cooperación, el respeto,  la tolerancia, la confianza, la amistad, la aceptación… entre otras.

"Al igual que los caracoles, dejaremos un rastro brillante"

Ése es nuestro propósito principal y dejar huella con nuestras propuestas de actuación, donde la animación y la participación activa del público se funden para crear momentos mágicos.

Diversión
100%
Cooperación
80%
Valores
95%
Aprendizaje
90%
Caracol en Marcha

¿Quién hay detrás de Caracol en Marcha?

AnaBe Lén Rabadán

Me licencio en Arte Dramático en la Escuela Superior de Málaga y realizo varios trabajos como actriz dentro y fuera de la escuela.  Durante nueve años, trabajo en dinamización de eventos y en proyectos de intervención socio-cultural en colegios y bibliotecas.

Actualmente dirijo los talleres de teatro de la Universidad Popular de Calzada de Cva., trabajo eventualmente con Atlas eventos y soy codirectora en Caracol en Marcha. 

Apasionada por aprender y experimentar cada día nuevos retos, sigo formándome en aquello que atraiga mi curiosidad.

Eva Rabadán

Me gradué en Educación Infantil, no quedándose ahí mi formación e inquietudes, realicé un Máster de psicología infantil y más tarde investigué otras metodologías educativas.

He llevado a cabo varios proyectos socio-culturales en la Ludoteca y Centro de Juventud de Granátula de Calatrava. 

Actualmente, soy codirectora en Caracol en Marcha, un proyecto apasionante en el que pondré en práctica toda mi formación y mis diez años de experiencia en el sector.

Lo que cuentan de nosotras...

5/5
¡Fantástica!
No las conocía de nada, pero fue cosa de feeling y acerté plenamente. Los niños encantados con todas las actividades, sobre todo con la sesión de maquillaje y tattoos. Al día siguiente preguntaban que dónde estaba la chica para hacerles más. Y el árbol de huellas es un recuerdo fantástico. ¡Recomendable 100%! ¡Mil gracias, Ana Belén!
Isabel Resino